20 julio 2009

Barranco de los chorros

Empezando el barranco con un salto

Al final ayer domingo subimos Dani, Jessi, Sergio, Fernando, Edith y yo a hacer el barranco de los chorros, situado en la Pedriza. Para llegar al barranco hay que subir por la pista de las zetas de la pedriza, cruzando por el puente del vado del retén hasta el comienzo del barranco (unas dos horas).

En una poza haciendo el mono. Entre medias, el Yelmo

Hay que tener ojo con el caudal, porque este barranco se pone farruco con los deshielos. A día de ayer, el caudal era bueno para hacer el barranco fácilmente. Ojo que el granito y el agua se llevan mal, y resbala bastante.

Rapelando la cascada grande

De material llevamos (bueno, llevó Dani y Jessi, que son los expertos de los barrancos) una cuerda de 60m /10mm de barrancos, otra de 30m /8mm y lo necesario para montar las cabeceras de los rappels. Un barranco bonito, disfrutón, con un par de saltos, algún tobogán y el agua muy fria. Para estar en Madrid, no está nada, nada mal. Se puede combinar con otros barrancos de la zona. El descenso se hace por el mismo sitio que se sube.

Dani bajándose de uno de los rápeles

Tardamos aproximadamente 2 horas de aproximación, unas 3 horas en el barranco, y otras dos en llegar de nuevo al coche. No hace falta llegar al puente (aunque se puede). Nada más terminar el rapel de la cueva y seguir por el tobogán, hay un escape a la izquierda que nos saca del rio y nos mete de nuevo en el camino. Dar gracias especiales a Dani y a Jessi por llevarnos casi de las orejas, prestarnos el material y comprarse esa cámara tan chula con la que hemos hecho todas estas fotos.

Foto de grupo (falta uno!)

2 comentarios:

Fer dijo...

¿También barrancos?
Uff
Slds

Juan M. Casillas dijo...

Si es que le damos a todo :D
No me extraña que no saquemos tiempo para nada!