15 septiembre 2011

Barranco Tajo del Águila

Y dale que te pego. Después de hacernos el Jabalí y el Bermejo, comimos algo y salimos para Bubión, un poco más abajo de Capileira, vamos que estamos recorriendo la sierra de la alpujarra de arriba abajo. La idea es hacer el barranco de la chorrera o tajo del águila, una gran vertical seca para practicar un poco, probar el stop y ver como nos manejamos en estos saraos. Para llegar a este barranco lo suyo es hacer combinación de coches, pero como solo llevábamos la furgoneta, lo que hicimos fue dejar las cosas en el cruce de la gasolinera, y Dani bajó la furgoneta a la salida del barranco, subiendo el auto-stop.

El rápel característico, seco

Según la reseña, la entrada del barranco está bajando a lo jabalí por la loma hasta llegar a una torreta desde la que se ve el cauce, pero según nosotros, la entrada es una fiesta y está mal indicado. Me explico. Cruzamos el quitamiedos de la carretera y bajas recto por el terraplén. Ojo que está empinado, suelto y herboso y puedes acabar en el río, que está mucho más abajo de lo que parece. Nosotros seguimos la referencia hacia la torreta solitaria jugándonos el bigote unas cuantas veces y al final nos tocó cruzar a lo salvaje por un sitio que no era, bastante expo, metiéndonos en un fangal y apunto de hacer el barranco sin cuerda. Pero bueno, la idea es que una vez que ves el cauce, tires hacia la derecha orográfica dejando la torreta a la izquierda, para entrar en el primer rápel, ya que si bajas hasta la torreta, entras a la altura de la segunda reunión, y hombre, es arramplado, pero te la juegas.

Repisa intermedia.

Quitando la entrada, el barranco es bastante sencillo hasta que llegas a la zona de rápeles de verdad. El comienzo son unas rampas muy fáciles, que te llevan hasta el primer rápel de verdad. Ojo aqui en el de 17, porque si te equivocas te vas a una placa vertical de la que te toca remontar a pulso con el vacio a los pies, como le pasó a Dani. Desde esta de 17, te deja en uno de 50 que pone volado pero que no lo es. Desde aquí vas a una repisa enorme, otro largo, otra repisa, otro corto y te deja en lo alto del cauce. Desde aquí vimos unos cintajos en un árbol y un poco más abajo, una cinta tubular verde atada a un tronco con maillón que te deja con una de 30 en el rio poqueira.

Una vez en el río, hay que bajar el cauce mirando por la margen derecha orográfica hasta localizar la acequia. Es una acequia grande, abierta al principio y luego con un tubo negro grandote. No tiene pérdida. La seguimos por encima y a mano derecha se abre un camino al principio poco marcado, pero que es un camino, que nos sube hacia arriba. Desde ahí, se localiza otra acequia que seguimos a la derecha, y en el puente de madera, todo para arriba por la bajada de agua/piedras negras. Dejamos unas casas a izquierdas y en breve encontramos la pista que nos sube hasta la carretera. Echarle paciencia porque será unos 45 minutos subiendo.

 Último rápel antes de llegar a la plataforma para bajar al río

El barranco en seco es un poco rollo, pero con agua puede ser bastante tremendo porque los rápeles son largos y son muy verticales. Las instalaciones son buenas (químicos) y lo mas confuso es la bajada al río, pero lo comentado, que desde la tubular verde se llega en uno de 30. Parece mentira viéndolo desde la carretera que haya tal barranco metido en ese trozo. 

La famosa cinta tubular que nos permite bajar al cauce del poqueira
La reseña la podemos encontrar en barranquismo.net. Y de este tengo un video resumen cortito, pero que enseña bien los rápeles centrales del barranco.

Video Resumen

No hay comentarios: