10 agosto 2009

Ferrata del espolón de la Virgen

Subiendo por la primera sección

Para completar el fin de semana subimos a Rodellar para hacer la ferrata que surca el espolón de la virgen. Es una ferrata corta, muy bien equipada, que recorre el espolón que se encuentra justo en frente del ventanal del "delfín". Para comenzar hay que llegar hasta la fuente de la surgencia del mascún, y justo al dar la curva, subir un poco a la derecha (se ve la ferrata y el cartel).

La ferrata no tiene mucho: tres secciones diferenciadas que transcurren por la parte más vertical (nunca desploma) bien asegurados con peldaños y sirga de acero muy bien conservada. Las secciones están enlazadas por unas canales fáciles en las que encontraremos una gruesa cadena para asegurar. Una vez arriba, inmejorables vistas de todo el barranco del mascún y el pueblo de rodellar. El material necesario: arnes, guantes, disipadora y casco. Un cabo de anclaje no viene mal por si quieres hacer fotos. Unos 40 minutos de aproximación y unos 30 de retorno, por la zona del barranco de la virgen (seco). Se puede (y se debe) de combinar con una visita a la escuela (durísima) de escalada de Rodellar.

El cómodo espolón de la virgen

2 comentarios:

Diego dijo...

¡¡ La virgen, vaya espolón !!!!

Saludos.

Juan M. Casillas dijo...

Buah :D
Se podía escalar incluso sin cuerda, eh ? :P