28 octubre 2013

Bautismo de aguas bravas

Por lo menos el chaval se lo toma con humor.
Despues de que durante la semana estuviese lloviendo a mares en toda la sierra, y que no nos despegásemos del SAIH mirando caudales, al final el domingo se dió la conjunción astral y quedamos para inagurar la temporada en el tramo clásico de "tomates": Navaluenga - Burguillo. Un tramo fácil de grado II, que con 7.8 cumecs y el sol que hizo, lo que más apetecía era darse unas nadadas. Así que allí estábamos Dani y yo a las 10:45 tras desayunar en la churrería del pueblo, para empezar el asunto.

Una de las pocas fotos que hizo Dani
Habíamos quedado con Javi Miñones, Sanna y Saúl, pero al final apareció todo el club Alberche. ¡ las grandes glorias del piragüismo madrileño ! tenían idea de hacer el clásico de verdad (Puentearco - Burgohondo) pero les comenté que Dani se estrenaba y fueron muy majos y se quedaron en el tramo fácil. Así que bajamos todas las cosas del coche, hicimos las combinaciones correspondientes y cuando me di cuenta, Dani ya estaba en el agua el solo. Al final al chaval le va a gustar y todo !

Luis (El del paso de la fuente!) e Ismael
Ya habíamos estado antes aquí en el alberche, pero con menos alguna (2.08cumecs) y la verdad es que Dani se lo pasó como un enano. Pero ya era hora de probar esto de las aguas bravas con algo de bravura. Además para complicar las cosas un poco, esta vez iba a ser con un barco un poco más pequeño (una dagger nomad). Así que nos preparamos, salimos ... y bueno, se bautizó nada más empezar en el primer resalte. Si es que son muchas cosas. Pero bueno, se lo toma con sentido del humor, le ayudan a "salvarse" y ale, a vaciar y para dentro.

Sanna y Saul visualizando los pasos
Nos vamos dando los pasos y Dani va probando los distintos tipos de paladas, e intenta familiarizarse con las distintas sensaciones que transfiere el barco. En la segunda nadada se ajusta un poco mejor los pies, y consigue tener un poco más de hueco, con lo que consigue ir un pelín más cómodo (que no todo va a ser sufrir).

Como llegó ahí Ismael? misterio!
Mientras tanto, la old school del club Alberche se lo está pasando en grande aprovechando cada ola y cada chorro para hacer cartwheels, chandeles, y de todo. Como se nota la maestría y el buen hacer en el río. Sanna aprovecha para para practicar en las pocas olas que hay, y yo intento hacer alguna cosa, al principio con más miedo que vergüenza, pero luego mucho más confiado ... y es que el sniper perdona mucho más que la pure!.

Sanna practicando en la mini ola.
Ismael nos enseña el buen hacer en uno de los chorros mientras Dani vuelve a embarcar tras hacer uno de los pasos un poco más complicados, y la verdad es que el tío se mueve en el barco como pez en el agua... como se notan las horas de entrenamiento encima del barco. Mientras los de la topoduo tienen su propia fiesta montada y van haciendo el "mal"  con el barco en cada ola que pillan ... y claro, la mitad de las veces pillando y volcando ... a ver quien esquimota eso sincronizado !. Eso si, se lo pasaron en grande. De hecho ya tienen montado un trailer.

Maestría y control a partes iguales
Dani aprovecha las nadadas para practicar cosas como el vaciado del barco (que no es trivial cuando pesa 200  Kg al estar lleno de agua), y cosas como el embarque desde orillas "raras" en las que no tienes ni un sitio plano. El tío se lo toma con humor y la verdad es que lo hizo muy bien, inclusó se cayó alguna vez ya practicando alguna toma de corriente. Pero vamos, que este ya está enganchado.

Aprendiendo las cosas básicas de nadar.
Javi Miñones nos estuvo enseñando un montón de cosas todo el camino, y estuvo pendiente en todo momento de que Dani no nadara más de lo necesario y no le pasara nada. Y eso que nos dió algún que otro susto con un par de ramas y un par de troncos... pero bueno, todo quedó en susto y ya está. Lo malo del Alberche es que hay tanta rama que hay que conducir más o menos fino, ya que en caso de nadada con caudal alto es posible quedarse enganchado, lo que no mola nada.

Javi dándolo todo en la ola
Y así fuimos completando el tramo, hasta llegar a la última ola donde estuvieron probando algunos surfeos, incluyendo Jorge y Kiko con la topoduo... incluso llegaron a pinchar en la ola y todo !. Y poco más, la verdad es que hizo una temperatura genial aunque había poco agua, cosa que al final Dani agradeció, porque si llegamos a entrar con 22 lo mismo la cosa hubiera sido un poco más apretada y no se hubiera disfrutado tanto la primera vez.

Se rieron mas que nadaron, las cosas como son.
Y nada, desembarcamos, guardamos las cosas y nos despedimos, que al final salimos a las 14:30 (entrando sobre las 12:00) y ya era bastante tarde y teníamos que volver pronto; una pena porque nos perdimos las cañas (se las debemos para la próxima). Ya a punto de terminar nos llamó David Tuercas para hacer el tramo superior, pero ya era muy tarde y nos teníamos que ir. Si no yo si le hubiera dado... lástima, para la próxima vez.

Surfeando la ola
Un buen día con excelente compañia... y un gran bautizo de Dani, que ya es del gremio. Bienvenido, tomate!

Video Resumen

2 comentarios:

javitroncha dijo...

Bienvenido sea el nuevo miembro a la comunidad kayakera. Fue un buen dia para un bautizo de aguas bravas, un caudal bajo, un tramo asequible, sol y buena temperatura y buena compañia

Juan M. Casillas dijo...

Ya te digo. La pena no haber salido un poco antes y haber hecho el clásico, que estaba Dani y David allí preparados !