22 agosto 2013

Escalando la aguja del Portalet

La aguja del Portalet, justo al ladito del Pico Estremere
Ale, pues después de terminar la excursión Francesa, nos bajamos como unos señores al Pueyo de Jaca, a ponernos como el TriquiTraque en el bar El Embalse (justo el de la plaza). Como sería la cosa que llegamos, aparcamos y nos fuimos a dar una vuelta por allí para hacer hambre. Aprovechamos para ver el embalse (que tapa el helipuerto) y en ver una zona de escalada junto al río que debe de ser fácil, pero para matar al gusanillo lo mismo está bien. Bueno, que me enrollo.

Croquis de la vía por los Caracoles Majaras
Después de que nos caiga la del Pulpo en 3D, nos vamos a dormir (no sin antes achicar los barcos con el frontal a las tres de la mañana, en fin, muy discreto todo) porque nos vamos a apretar la Aguja del Pico Portalet (en el Portalet) junto al pico Estremere. Una vía muy bonica y muy bien equipada, sacada del libro "Guía de escalada en el Pirineo norte" de Xavier Larretxea (no seáis cutres y comprarlo, que esta MUY bien). Pues eso, que en 20 minutos estamos en el parking del portalet preparándonos.

Primer largo. V+ bueno
La aproximación es de las fáciles: dejas el coche en el parking francés (si, en el que pone no dormir, ains) y tiras recto hacia la aguja, por lo fácil. Luego hay un caos de rocas que pasas por la izquierda (por lo evidente) y luego tiras hasta el pie de via. Hay unos hitos a pie de via (que cuando llegamos nosotros estaban esparramados por ahí y me costó un trepe y un destrepe) y no hay pérdida. Así que ahí, nos ponemos a darle. Conviene subir las cosas porque luego no se pasa por aquí.

El segundo largo es un flanqueo de IV fácil.
La vía se puede resumir en: fácil (máximo V+) bien protegida y MUY bonita. Tanto por la línea (se ve que es un trazado lógico y bonito) como por las vistas, como por el hecho de hacer cima en la aguja y bajar por la cresta. Si estas buscando una hazaña épica, esta no es tu vía. Nosotros nos la dimos con las dos de clásica, pero te la puedes dar con una de deportiva de 60. Solo te puedes escapar de la segunda reunión andando, y no todas las reus tienen argolla para rapelar, así que conviene ir pensando en salir por arriba. Con 12 cintas express vas sobrado. Algún friend puede hacerte pasar menos miedo, pero no los usé.

Diedro loco. Es más fácil de lo que parece. Aunque está algo roto.
El primer largo nos hace calentar, porque es V+. No es dificil, porque hay de todo, pero hay que buscarlo. La protección es buenísima, así que a darle sin miedo. Ojo con el paso tonto del bombe del medio que tiene truco. Luego viene un largo de transición que es un flanqueo a izquierdas, de IV mas o menos.

Bea subiendo por el diedro.
Luego tenemos un largo de V que nos pasea por unas terrazas y unos bloques, que tiene un empiece así algo raro (vertical) pero luego te va dando juego. Tampoco es muy difícil, pero hay que dárselo. Desde el principio de este largo te puedes escapar por la repisa con hierba, pero el destrepe es de órdago. Casi mejor salir por arriba.

Foto de esas que molan en la cima.
Y llegamos al largo "clave". Clave porque es el último vaya. El diedro. Está vertical, pero está bien asegurado. Aquí el tema es que como bien dice el libro, es más delicado que difícil, porque está todo un poco roto, aunque se puede escalar perfectamente. Aquí hay un montón de chapas, así que lleva cintas de sobra. Este nos deja en una reunión tipo palomar en lo alto de la aguja, con unas vistas increibles.

Aquí dándome el primer largo.
Una vez recuperado a Bea, me doy la cresta. Esta es fácil (II como mucho) y tiene unos cuantos puentes de roca. También tiene un parabolt en el paño de roca bueno. Con las cuerdas de 60 da para partir la cresta en dos y recuperar cómodamente al segundo, así que eso es lo que hicimos. Además, así puedes hacer alguna foto chula de la cresta.

La cresta. Se ve el casco de Bea en chiquitito.
Una vez que recorremos la cresta, esta pierde carácter y termina en una loma herbosa. Subimos hasta el lomo y nos encontramos un camino. Si dejamos la cresta en nuestra espalda, con el pico Estremere a la izquierda, tenemos que tirar para la derecha. Una vez bajemos un collado, buscamos un camino para flanquear hacia la derecha perdiendo altura entre unas matas. Desde aquí, bajamos a una pedrera que nos dejará en un camino, que nos deja en el pueblo en unos 30 minutos como mucho, desde el final de la cresta hasta el parking.

En el último resalte.
Una actividad muy interesante, que tiene un poquito de todo. Lo mejor sin duda alguna son las vistas y la sensación de alta montaña que nos brinda una aguja en el fondo fácil y bien protegida, para disfrutar con tranquilidad de la buena roca pirenaica. Muy recomendable y muy asequible.

Video Resumen

4 comentarios:

JonyMao dijo...

Valiosa información.
Me lo apunto... y ya me compraré el librooo!! jijiji
Saludos

Juan M. Casillas dijo...

Esta es buena de verdad, y para todos los públicos. El libro está realmente bien. Todo muy claro, todo muy bien explicado y el grado corresponde a lo que dice ... así que miel sobre hojuelas !

Alberto Sánchez Casado dijo...

hola muy buenas, tengo el libro y la verdad es que es muy bueno... Una preguntilla.. se puede hacer esta vía con una sola cuerda de 60 metros o es demasiado rozamiento?? Gracias

Juan M. Casillas dijo...

Hola Alberto

llegar … llegará. Pero el roce va a ser muy cañero. Además, el último diedro está delicado, y cuantas menos zetas mejor … por no hablar de la seguridad que da la doble cuerda en caso de que se caiga algo y corte… :)

Saludos !